Visitación Zafra, soldadora

Visitación Zafra (30 años) finalizó el CFGM Soldadura y Calderería en 2013 en CIFP Cerdeño (Oviedo, Asturias). Desde su graduación en 2013 trabaja como encargada de taller.

¿Qué haces en tu puesto de trabajo actual?
Soy encargada. Organizo el trabajo de todos, verifico el trabajo de todos los miembros, sus diferentes tareas. También hago calderería, soy la única oficial de primera que hay por lo que cuando hay un trabajo complicado, lo hago yo. Verifico planos, medidas de piezas a la entrega, controles de calidad… También las soldaduras, como estoy homologada, pues muchos trabajos los hago yo. Cada soldadura tiene una homologación diferente, en diferentes posiciones, en electrodo hay una…

¿Cómo te has ido homologando?
Después de salir de aquí (CIFP Cerdeño), cada obra te exige una homologación, y eso caduca. Entonces cada vez que había una obra, me homologaba. Si estás trabajando en el sector no caduca, dependiendo de cada obra… hay obras que piden unas homologaciones específicas y hay otras generalizadas. Tengo las tres, tanto la MIG, MAG como TIG… las que valen para todo. Y luego tengo alguna especializada.

El servicio que presta MEFASA, la matriz del grupo, ¿a qué se dedica?
Calderería pesada, intercambiadores, bombas de expulsión…eh. Está en la ría de Avilés… depuradoras… es todo con calderería.

Después del ciclo formativo ¿Cómo aterrizaste allí en la empresa?
Ni terminé la formación. Hice la formación dual, consistía en que el primer curso ibas a hacer las prácticas. Fue el primer ciclo dual. Entonces entré en prácticas, las hice en junio y me quedé todo ese verano. Me ofrecieron un contrato para trabajar. Llegó septiembre, tenía que empezar aquí (en el CIFP Cerdeño) y querían que siguiera trabajando. Entonces venía aquí a estudiar y tenía el turno de trabajo de tarde. Compatibilicé los estudios y el trabajo hasta enero. En enero tenía los exámenes más principales y yo ya no podía más, echábamos muchas horas y demás y no podía… bajó un poco el trabajo y hablé con el jefe… mira, restríngeme el contrato porque no puedo… quiero acabar el título para seguir. Y me dijo, la verdad muy agradable por su parte… en marzo estás aquí otra vez haciendo las prácticas, así que descansa este mes y en marzo volvemos a vernos. Entonces en febrero paré, hice los exámenes, además había una asignatura que nunca… porque tenía que marchar de aquí a las 13h y entonces… calidad nunca la daba… entonces claro, estaba muy atrasada porque nunca la daba… y Víctor, el profesor, estaba muy enfadado conmigo porque nunca iba a su clase… pero bueno, claro iba al trabajo y aprendía mucho más en el trabajo que aquí incluso. Entonces, llegué a un acuerdo con él y me puse al día en un mes, me examiné y en marzo… volví a las prácticas.

Entonces, nunca estuviste parada, incluso durante tus estudios ¿verdad?
Sí, empecé ese verano y vacaciones… y empecé ya todo ahí, de hecho, después de acabar en Mefasa… al final no tuve suerte, hice dos años, me tenían que hacer fija y no había puesto para hacerme fija. Y ellos mismos me hicieron una carta de recomendación para entrar donde estoy ahora. Y estuve dos días fuera y al tercero empecé en Aminoil. Es un caso diferente, raro… nunca tuve que buscar trabajo. De hecho, me avisaron 15 días antes, hice alguna entrevista, alguna bien otra no tanto… y cuando luego me dijeron… no,no Visi… no te preocupes que vas a entrar a trabajar en Aminoil vas a estar dos días fuera.

¿Qué recuerdos tienes del centro, del profesorado, los compañeros…?
Tengo unos recuerdos muy buenos, de gente supercompetente, que aprendía mucho. Por ejemplo Castañón era un profesor que teníamos de montaje, aprendías muchísimo con él. También Cristina era todo… También teníamos un profesor en segundo muy bueno en soldadura, que a mí no me tocó mucho porque ya estaba trabajando… Digamos que aprendía en el trabajo lo que estaban aprendiendo aquí mis compañeros. Entonces fue cuando yo venía y ya sabía hacer las probetas.

Una vez que empezaste a trabajar en la empresa Mefasa, ¿veías que aquello que se veía en el taller, coincidía con la formación?
No, el primer día que llegué al taller de Mefasa en prácticas, pues había un material enorme que no salía por la puerta, había que picar el portón para sacarlo… y fue lo primero que dije… oye, yo muy lista no soy pero, esto por la puerta no sale… (risas) y el jefe dijo… pues tienes razón… vamos a tirar la puerta para sacarlo… eso el primer día… yo miré para él….no puede ser…me quedó ese recuerdo. Claro, estás de trabajar como mucho soldaduras de medio metro… y allí las piezas era mucho más todo….

La persona responsable de aquella empresa, en algún momento, ¿os hacía comentarios sobre la formación del centro? ¿si era suficiente o no? ¿si era necesario daros más formación?
Sí, íbamos con lo básico. En mi caso yo iba a primero… no había tocado una automática cuando empecé en el trabajo así que la aprendí allí. Sí que es verdad que tuve mucha suerte del jefe que me tocó. Te ponen con un responsable calderero y yo era el ayudante calderero. Para mí fue mi profesor y mi todo. Fue el que me enseñó a todo. Fue el que se puso a soldar también es verdad que yo me quedaba horas, salíamos a las tres y yo decía… como no sé soldar muy bien, yo me quedo hasta las 5 y sueldo un poco. Me ponían una máquina ahí y podía soldar pero también era iniciativa mía porque yo quería poder avanzar. Nosotros, entramos tres a hacer prácticas a la vez, y la actitud para la persona que va a trabajar es muy importante. Yo empecé a soldar y a armar. En cuanto vieron mi manera de desenvolverme y demás…dijeron… tiene futuro. Cuando otros no hacían nada, yo soy como una hormiga, siempre estoy haciendo algo.
En mi puesto de trabajo de ahora, de hecho, tienes que recomendar gente para entrar, te preguntan a ti… si necesitan un soldador, le haces una prueba de soldadura o calderería…y hay cada cosa que…

¿Recomendarías tu centro de FP a otras personas? ¿Por qué?
Sí, recomendaría a quien quiera, incluso a mujeres, lo que es la formación, incluso fabricación mecánica. Yo estuve un mes en tornero fresador y luego me cambie porque no había plaza y cuando hubo una plaza en soldadura entré.  Mi abuelo era soldador y era lo que yo quería. Siempre quería ser como mi abuelo. De hecho, era lo que quería hacer. Tanto en uno como en el otro, ningún problema, siempre lo que necesitaras, a lo mejor no nos pudieron dar todo lo que querían, porque al final es un taller y hay muchas cosas… pero, ahora hay instalaciones muy chulas, mucho mejor que cuando estaba yo estudiando.

¿Cómo ves ahora nuestro centro?
Vengo cada año, cada poco, y está mucho mejor, la iluminación, la extracción, las cabinas, lo de seguridad…todo.

¿ Mantienes contacto con tu centro de FP? ¿Cómo? ¿Por qué?
Sí, con Cristina, Chema, Castañón que ya está jubilado y hace tres semanas o un mes, fui a comer con él. Al final es una relación que… porque yo estoy muy agradecida, si no es por todo lo que me enseñaron… Incluso, vengo a dar alguna charla, me lo pide Cristina y no me importa, incluso Roldán que lo conocí aquí también me llama. Si vengo por aquí… siempre me dice… sube a dar alguna charla y vengo y les traigo planos, les traigo cosas.

¿Cómo lo valoran los alumnos?
Hay de todo, los hay que se involucran mucho, como siempre y los hay que son pasotas, estás hablando y…los hay que se interesan. Hace un mes estuve aquí y me han visto y me dicen… Visi! Vienes a ayudarme? Visi, nos vienes a ayudar? Los que tienen interés, como en todo, preguntan… se nota y siempre te preguntan.. y tú ¿cómo trabajas aquí? ¿Cómo entraste….? ¿Cómo…?

¿Quién es tu referencia o modelo a seguir en el plano profesional?

Como profesional y calderero, Silvino, fue el que me asignaron al principio y aprendí mucho con Javier de Mefasa. Javier de hecho vino aquí al centro a dar una charla.
Yo después la calderera era yo y tuve mis alumnillos.

Así es que has estado en los dos papeles, te formaron y ahora formas
Es verdad que enseguida tuve ayudante y me hice oficial de primera

Profesionalmente, ¿Qué metas te pones?
Yo profesionalmente, no va a poder ser… por motivos de salud, quisiera seguir en esta rama, como la calderería pesada. Ya me planteo que no puedo seguir pues a lo mejor en un futuro, si mejoro y demás, me gustaría ser profesora de calderería, dedicarme a la docencia.
Yo aprendí mucho, si yo pudiera, yo seguiría mi trabajo pero, por temas de salud… ahora me gustaría aportar estos conocimientos y enseñar a otras personas. Me gusta, me pasan las horas. Me pasaba 10 o 12 horas en el taller y el jefe me decía… pero Visi, ¿tú no vas a casa? Es verdad que me gusta mucho mi trabajo. Hago cosas de hierro… ahora no puedo…

Tú ya tenías muy claro lo que querías hacer, ¿verdad?
Lo que me quería dedicar si pero, al final antes de hacer esto, fui frutera hasta que un día dije… que cojona hago yo en una frutería… y era mi frutería propia… Yo quería hacer ingeniería técnica, hice bachiller tecnológico. Pero, estás en la edad tonta, me enfade´ con un profesor y no volví más…no acabé el bachiller y como no acabé, trabajé de otra manera, trabajé en una frutería, abrí mi frutería… pero, era un amargo… y un día dije.. pues yo cierro y mi madre dijo ¿y qué vas a hacer? Pues estudiar.

Has vivido diferentes experiencias, has estado como trabajadora por cuenta propia y ajena.
Sí, cuando yo daba FOL, muchas cosas ya las sabía, yo había tenido mi negocio. He llegado a lo que yo quería y ahora quiero llegar a la docencia.

¿Te gustaría comentar alguna cosa más?
Me gustaría recalcar un poco lo de la formación dual, siempre lo recalco porque creo que es muy importante, más prácticas, aquí aprendes lo que aprendes, pero, no lo ves in situ, es como una demo y hasta que no llegues al sitio. Por mucha moto que conduzcas en un ordenador hasta que no te subes en una, no sabes.
Para mí fue mi puerta de entrada, estuve muy contenta de hacerlo y poder demostrarles al principio lo que podía llegar a hacer y lo que te enseñaron.

Audio completo

Subscribe

Subscribe to receive the latest news! By subscribing you agree to our Privacy policy